Impotencia: Qué es y Cómo Corregirla NATURALMENTE

Impotencia: Qué es y Cómo Corregirla NATURALMENTE
4.8 (96.06%) 142 voto(s)

La impotencia o disfunción eréctil puede ser debilitante. No poder ser capaz funcionar en la cama puede ser embarazoso y causar inseguridad en ti mismo, por no hablar de la insatisfacción que se queda en ti y en tu pareja.

Impotencia pareja

La buena noticia es que: ¡La impotencia ES TRATABLE!

En este artículo te explicaré todo lo relacionado con la impotencia: ¿Qué es? ¿Qué la causa? ¿Cuáles son los tratamientos? Y, ¿cómo se puede ir más allá y mejorar tu salud masculina y tener una vida sexual aún mejor?

Lo Esencial

  • Sucede a la mayoría de hombres – La incapacidad de lograr o mantener una erección sucede con la mayoría de los hombres en algún momento de sus vidas. Esto NO es impotencia.
  • Dos factores – los factores que conducen a la impotencia están basados en la física y/o en la psicología.
  • Opciones de tratamiento Las opciones de tratamiento para la impotencia varían dependiendo de los factores subyacentes. Los medicamentos recetados, las bombas de pene, las inyecciones, e incluso la terapia son todos los tratamientos comunes que pueden llevarte de nuevo a una vida sexual sana.

¿Qué es la impotencia?

La impotencia o disfunción eréctil, es la condición cuando un hombre es incapaz de lograr o mantener una erección lo suficientemente fuerte como para tener relaciones sexuales. La disfunción eréctil puede causar estrés en tus relaciones y puede dañar la confianza en ti mismo.

que es la impotencia

Aunque la mayoría de los hombres en algún momento tienen problemas para conseguir o mantener su erección, esto no es lo mismo que la verdadera impotencia. Con esta incapacidad, los problemas de erección son la norma.

La disfunción eréctil se vuelve más común a medida que nosotros, los hombres, envejecemos. Como comentaba anteriormente, la buena noticia es que, en la mayoría de los casos, la disfunción eréctil es tratable.

Si las dificultades de erección sólo ocurren raramente: Lo más probable es que el problema no es grave. Recuerda, la mayoría de los hombres tienen problemas de erección en algún momento de su vida por otros factores que no son los de la impotencia.

Si tus problemas de erección empeoran gradualmente y son más persistentes es probable que un factor fisiológico cause tu disfunción eréctil. En ese caso lo recomendable es buscar consejo de un profesional de la medicina.

Si tus problemas de erección comienzan bruscamente, pero todavía tienes esas erecciones mañaneras y puedes llegar a tenerla dura al masturbarte lo más probable es que hay un factor psicológico que afecta a tu impotencia. En tu caso podrías plantearte hablar con un profesional de la psicología.

¿Qué causa la impotencia?

Los factores psicológicos

  1. El estrés –  El estrés de tu trabajo, tu relación, el dinero, u otras preocupaciones pueden conducir a la disfunción eréctil.
  2. La ansiedad de desempeño – Una vez que hayas experimentado impotencia, la preocupación acerca de que vuelva a ocurrir puede aumentar tu ansiedad y llegar a causar que el problema vuelva a ocurrir.
  3. Depresión – La depresión te afecta tanto física como emocionalmente, lo que puede conducir a una disfunción eréctil. Además, muchos de los medicamentos utilizados para tratar la depresión causan impotencia como efecto secundario.
  4. Sentimiento de culpa – La culpa está relacionada con el desempeño. Cuando la culpa se produce por no ser capaz de satisfacer a tu pareja y darle el placer que crees que debes, esto puede conducir a la ansiedad.

Cada uno de estos factores hacen que el cuerpo entre en modo de “lucha o huida”. Las hormonas del estrés se activan (incluyendo epinefrina y norepinefrina). Estas hormonas del estrés contraen los vasos sanguíneos en el pene, lo que hace más difícil de conseguir o mantener una erección.

Esto crea un círculo vicioso – que estés preocupado por tu rendimiento sexual, lo que conduce a más estrés y ansiedad, que libera más hormonas de estrés, y así sucesivamente.

Factores fisiológicos

Dado que la erección es una función hidráulica, si la impotencia se debe a un problema físico, por lo general, se centra en la circulación y en la sensibilidad. Los factores fisiológicos son variados y se dividen en tres sub-categorías básicas.

1. Las causas vasculares

Las causas vasculares de la impotencia o disfunción eréctil se centran en problemas con el flujo de sangre hacia al pene. Tu erección depende de la sangre que entra y que se mantiene en los tejidos cavernosos del pene.

Aproximadamente el 70% de los casos son provocados por factores físicos en la erección, los cuales a su vez causan problemas vasculares. Éstos incluyen:

  • Enfermedad cardíaca / vascular – La enfermedad vascular, es a menudo asociada con la obesidad y otros estilos de vida poco saludables. Esta bloquea los vasos sanguíneos, lo que restringe el flujo de sangre, por lo que para lograr y mantener una erección sea difícil. La aterosclerosis (endurecimiento de las arterias), presión arterial alta y el colesterol alto son algunas de las causas más comunes de la impotencia o disfunción eréctil.
  • Escape venoso – La sangre que fluye en tu pene, y las venas de constricción para atrapar la sangre en el pene, es lo que lleva a una erección. Sin embargo, si la sangre fluye hacia fuera demasiado rápido, conocido como escape venoso, da lugar a los problemas de erección. El escape venoso puede ser el resultado de una enfermedad, pero también puede ocurrir debido a una lesión en el pene.
  • Enfermedad renal – La enfermedad renal puede afectar a varias áreas necesarias para una erección saludable, incluyendo: problemas vasculares, los niveles hormonales y el sistema nervioso. Esta enfermedad también puede afectar negativamente a tu resistencia física, causando un descenso en tu libido. Para empeorar las cosas, algunos medicamentos utilizados en el tratamiento de la enfermedad renal han sido conocidos por causar disfunción eréctil o impotencia.

2. Las causas operativas

En ocasiones, un efecto secundario de algunas operaciones puede ser la impotencia. Aproximadamente el 10% de las impotencias inducidas fisiológicamente es causada por daños durante alguna operación. Entre las más frecuentes están:

  • La cirugía de próstata y cáncer de vejiga – A pesar de que el cáncer de próstata y de vejiga no causan la impotencia, los tratamientos pueden conducir a esta, de forma temporal o permanente. La cirugía para cualquier tipo de cáncer de próstata puede dañar los nervios y los tejidos necesarios para una erección saludable. Este daño se cura de 6 y 18 meses; sin embargo, en algunos casos, el daño es permanente.
  • Otras Cirugías – Cualquier otro tipo de cirugía en la región pélvica tiene el riesgo de conducir a la impotencia. Esto es especialmente cierto en la cirugía de ampliación del pene, lo que puede causar daño a los nervios.

3. Causas farmacológicas

El consumo de drogas (tanto lícitas como no) causa aproximadamente el 10% de todos los casos de impotencia debido a factores físicos. Estas drogas afectan negativamente a la capacidad del pene de llenarse de sangre y luego mantenerla. En éstas se incluyen:

  • La nicotina, el alcohol o las drogas ilícitas – Las tres pueden dañar los vasos sanguíneos necesarios para una erección saludable. Fumar y beber en exceso pueden conducir en concreto a la aterosclerosis, lo que reduce el flujo de sangre al pene y aumenta su probabilidad de impotencia.
  • Los medicamentos con receta –  Hay más de 200 medicamentos de venta con receta que se sabe que causan impotencia.

Algunos de estos medicamentos son los que tratan la diurética, la tensión arterial alta, antidepresivos, antiepilépticas entre otras.

4. Las causas neurológicas

Las causas neurológicas de la impotencia son problemas con el sistema nervioso. Esto puede suceder por daños causados por las operaciones o traumas en el pene. Sin embargo, los problemas del daño en el nervio representan el 5% de todos los incidentes de la impotencia fisiológicamente inducida. Estos incluyen principalmente la enfermedad neurológica.

Enfermedad neurológica (accidente cerebrovascular, enfermedad de Alzheimer, esclerosis múltiple, Parkinson, etc.) – El sistema nervioso es fundamental para conseguir y mantener una erección. La enfermedad neurológica puede interrumpir la señal entre su cerebro y su pene, lo que lleva a la impotencia.

5. Las causas endocrinológicas

Las causas endocrinológicas de la impotencia se centran en problemas con los órganos de la pituitaria, tiroides, suprarrenales, testículos, o el páncreas. Estos problemas incluyen:

  • La diabetes mal controlada – La diabetes puede dañar los vasos sanguíneos y los nervios necesarios para obtener y mantener una erección. La diabetes mal controlada puede duplicar la probabilidad de impotencia.
  • Problemas hormonales – La testosterona baja o un desequilibrio de otras hormonas también pueden afectar negativamente a tu libido. Aunque a veces estos problemas están relacionados con la enfermedad, tales como tumores de la glándula pituitaria o enfermedad renal, los cambios hormonales también pueden ser una función normal del envejecimiento.

6. Las causas de trauma

Un traumatismo en la pelvis, la vejiga, la médula espinal y el pene puede causar disfunción eréctil. Este trauma puede ser de una lesión directa o incluso, usar ropa muy ajustada.

Diagnóstico de la impotencia

Dada la gravedad de muchos de estos factores que pueden ser los causantes, es importante buscar el consejo de su profesional médico para el diagnóstico.

¿Cómo se trata la impotencia?

El tratamiento para los problemas de erección depende de los factores que la causen.

El tratamiento para la impotencia inducida Psicológicamente

La disfunción eréctil causada por problemas psicológicos suele tratarse con terapia, para hacer frente a los problemas subyacentes. Un profesional de salud mental puede ayudar a romper el ciclo de ansiedad que agrava el problema de la disfunción eréctil.

La terapia de conversación es a menudo el primer ciclo de tratamiento si se detecta que la ansiedad o el estrés es el factor que causa la impotencia. Discutir tus preocupaciones (de trabajo, relaciones, financiera, etc.) con un profesional de la salud mental puede ayudarte y algunas sesiones con tu pareja también pueden ser lo que necesitas para salir adelante.

Incluso cuando tu impotencia se basa en cuestiones psicológicas, los tratamientos físicos pueden ayudar, mediante la construcción de confianza en ti mismo, así como el fortalecimiento de los músculos del pene, mejorando el flujo de sangre.

El tratamiento para la impotencia inducida físicamente

Los tratamientos para los factores fisiológicos que causan la disfunción eréctil son variados, dependiendo de los factores atribuidos a los problemas de erección.

Los medicamentos de venta con receta

medicamentos para la impotencia

En el mercado de hoy en dia existen una serie de medicamentos con receta para los que sufren de impotencia. Estos son los inhibidores de PDE05 y actúan relajando el tejido del músculo liso en el pene. Esto aumenta el flujo sanguíneo en el pene.

La principal ventaja es su eficacia en el tratamiento de la disfunción eréctil, que puede conducir no sólo a una mayor confianza en ti mismo en la cama, sino que también ayudan a reparar la relación con tu pareja.

El medicamento más popular de este tipo es la Viagra.

A pesar de su eficacia, hay efectos secundarios asociados con estos medicamentos, que incluyen:

  • Los dolores de cabeza.
  • Dolores musculares.
  • Tinte visión azul-verdoso.

Para los hombres con mala salud, los efectos secundarios pueden ser más graves, tales como problemas de corazón hasta incluso la muerte. Por esta razón, los medicamentos recetados a menudo no se recomiendan para los hombres que son diabéticos, obesos, o que están en tratamiento con medicación de nitratos, o que fuman en exceso.

Las bombas del pene

bomba de vacio

Las bombas del pene son un tratamiento común para la impotencia. La bomba crea un vacío alrededor del pene. Esto expande los tejidos dentro del pene, causando que se llene de sangre.

El proceso de usar una bomba de pene es simple:

  1. Colocar el pene en la bomba – La bomba se coloca en el interior del cilindro de la bomba del pene.
  2. Crear vacío – Con ayuda de una bomba manual o electrónica, se crea un vacío en el cilindro, haciendo que el pene se llene de sangre y se ponga duro.
  3. Anillo del martillo – Un anillo para el pene se coloca alrededor de la base del pene, para evitar que la sangre salga del pene, antes de retirar la bomba.

Sin embargo, una bomba no soluciona el problema subyacente que causa los problemas de erección.

Ejercicios de pene

Los ejercicios del pene pueden ayudarte a fortalecer los músculos necesarios para que tengas una erección saludable, además de mejorar el flujo sanguíneo al pene.

La ventaja de este método de tratamiento de la impotencia es que es totalmente natural y su principal efecto secundario es un pene más grande y más saludable. Estos ejercicios incluyen:

  • Los ejercicios de Kegel – Los ejercicios de Kegel contraen los músculos del suelo pélvico para hacerlos más fuertes. Estos son los músculos esqueléticos necesarios para una erección saludable.
  • Jelqs – Los Jelqs consisten en un movimiento de ordeño similar a la fuerza de la sangre en el pene. Este flujo de sangre rico en nutrientes resulta en un pene más saludable.
  • Estiramiento – El estiramiento también anima a que la sangre fluya hacia el pene, para un pene y erecciones más saludables.

Sin embargo, los ejercicios de pene, como cualquier otra rutina de ejercicios, toman tiempo y compromiso. Pero es la opción más efectiva y natural a largo plazo.

Tu rutina para superar la impotencia

superando la impotencia

A continuación, te presento un plan de acción para hacer frente a su disfunción eréctil.

  1. Suplementos – Toma los suplementos adecuados para mejorar el flujo de sangre a su pene. Al igual que los suplementos son eficaces para mejorar los músculos en otras partes de su cuerpo, los suplementos del pene pueden influir positivamente en tu plan de tratamiento para la impotencia. Busca específicamente un suplemento de L-Arginina.
  2. Los ejercicios de Kegel – Descarga mi guía para agrandar el pene y conoce todo lo que necesitas saber sobre el Kegel para los hombres, en la guía encontrarás todos los pasos para aplicar estos ejercicios. Pero tampoco te obsesiones con el Kegeling, el exceso de Kegeling puede llevar a más problemas de impotencia si sobre-entrenas los músculos del suelo pélvico.
  3. Mejora tu estilo de vida – El flujo de sangre es el factor más importante cuando se trata de tu erección. Por esta razón, debes tomar decisiones de llevar una vida saludable que mejoren la salud del corazón y su flujo de sangre a tu pene. Haz una dieta saludable para el corazón. Deja de fumar. Bebe con moderación. Haz al menos 30 minutos diarios de ejercicio cardiovascular para obtener mejor bombeo del corazón. ¡Hacer ejercicio tambien te ayudará a reducir el estrés!
  4. Ejercicios de pene – Échale un vistazo al artículo de Como Agrandar el Pene: La Guía Definitiva donde conocerás algunos de los ejercicios para el pene. También puedes acceder a mi programa donde tendrás todos los ejercicios y rutinas que necesitas para hacerlo de manera óptima y ayudarte a obtener erecciones más duras, entre otros muchos beneficios.

Haciendo la transición desde disfunción erectil hacia la mejora masculina

Superar la impotencia te ayudará no sólo a mantener, sino también a mejorar la calidad de tu erección. Te ayudará a tener erecciones duras como una piedra para el resto de tu vida, que dará un buen empujón a tu vida sexual.

Échale un vistazo a mi programa de agrandamiento de pene y aumento de la potencia sexual para aprender cómo puedes transformar tu vida sexual de regular a fenomenal.

Video resumen sobre la impotencia

¿Te gustó? Compártelo